lunes, 10 de octubre de 2011


El cielo, una manta oscura,
ha pocreado un pensamiento mío,
una media sonrisa pálida dibuja sombras en la pared,
intento cubrir mi cuerpo con la piel de tus labios,
pero es tu ausencia lo que inunda este espacio.

Arriba, una circuferencia diáfana se burla de mi imsonio,
no deberia quererte tanto,
ella lo sabe tanto como yo.
Ella, que es bruja también y predijo el camino.

Hay una historia nuestra,
que contaré despacito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario