sábado, 26 de septiembre de 2015

No escribir

Hace tiempo que no escribo por aquí.
Me entristecen las ausencias,
sé que debería levantarme una y otra vez y no descansar.
Escribir para no morir,
¿Quién dijo eso? no logro recordar.
Pero si que lo escribí en una pizarra de plástico.

No escribo por que hay suspiros que no llenan los muros de mis palabras.
No escribo porque a veces la ciudad se me echa encima y no sé donde está el camino.
No  escribo por falta de confianza, por desorden, por pereza, por no sentirme buena en esto.
Pero sé que si dejara de escribir largo tiempo yo ya no sería la misma.

Es curioso, pero escribir sana, te levanta, te alimenta.
Ahora mismo el sol se hace brillar en la pantalla de mi ordenador
y mis dedos teclean felices mientras escribo esto.